¿ᴇs ᴘᴏsɪʙʟᴇ ᴅᴇᴍᴀsɪᴀᴅᴏ s𝟹xᴏ?

¿ᴇs ᴘᴏsɪʙʟᴇ ᴅᴇᴍᴀsɪᴀᴅᴏ s𝟹xᴏ?

Cómo puede salir mal el impulso erótico.

Sexo: algo bueno

Para la mayoría de nosotros, el sexo es algo bueno. Nos calma, nos mantiene conectados con una pareja que nos importa y es fisiológicamente beneficioso. La mayoría de las relaciones se mejoran con el coito regular.

La danza de satisfacer las necesidades de otra persona agrega sabor y pasión a una relación.

Entonces, ¿es posible tener demasiado deseo sexual?

¿ᴇs ᴘᴏsɪʙʟᴇ ᴅᴇᴍᴀsɪᴀᴅᴏ s𝟹xᴏ?

Cumpliendo Necesidades

En la magia altamente erotizada de una nueva relación , el sexo puede suceder cada vez que se encuentran. La mezcla de novedad, enamoramiento y deseo se combinan para muchos en una necesidad erótica incesante. Es la materia de la canción y la fantasía . Es lo que hace que “enamorarse” sea tan tentador. Y es por eso que tanta gente se enamora de enamorarse.

El sexo es genial y no hay decepción.

Para la mayoría, pasar a una relación significa familiaridad sobre novedad , preocupación sobre emoción. El sexo puede seguir siendo excelente, especialmente si puedes disfrutar de que tu pareja disfrute del sexo tanto como tú.

Vea el sexo como una forma de comunicación e incluso como una forma de juego para adultos y estará en el negocio.

¿ᴇs ᴘᴏsɪʙʟᴇ ᴅᴇᴍᴀsɪᴀᴅᴏ s𝟹xᴏ?

Diferentes necesidades

Recuerda que estás teniendo sexo con otra persona, no contigo mismo .

Entonces, ella puede tener necesidades diferentes a las tuyas. Es posible que quiera que la carguen, la acaricien o le hablen. Puede querer ser dominante o sumiso, serio o juguetón. Lo que hace que algo sea erótico proviene de lo más profundo de nuestra psique y es diferente para todos. Tenga en cuenta que las cosas extrañas pueden ser eróticas para algunos y las cosas sencillas, como mirarse a los ojos, pueden ser eróticas para otros.

Lo erótico es como el arte, con gustos y disgustos, gustos y preferencias. Lo que lo hace increíble es la forma en que lo erótico te atraerá, desencadenará esa ráfaga de oxitocina y te hará desmayarte.

El truco es disfrutar de las diferencias tanto como de los lugares comunes. Si sabes amar, sabes disfrutar del disfrute de tu pareja. Esto es una gran cosa y hace toda la diferencia en el mundo.

El apetito sexual no se trata solo del deseo de tener más orgasmos, también se trata de lo que hace que el buen sexo sea bueno. Cuando le decimos a la gente que se comunique durante y sobre el sexo, en realidad estamos pidiendo un gran juego divertido... con un toque erótico.

Piensa en una pareja que realmente sepa bailar. Es un flujo y reflujo. Un disfrute intuitivo de lo que necesitas tú y lo que necesita tu pareja. A veces dando, a veces recibiendo, siempre disfrutando el momento, y disfrutando él o ella disfrutando del momento también.

Obtener placer en el placer de tu pareja mientras sientes placer tú mismo, bueno, eso es algo bueno que ha ido muy bien.

¿ᴇs ᴘᴏsɪʙʟᴇ ᴅᴇᴍᴀsɪᴀᴅᴏ s𝟹xᴏ?

Demasiado sexo

¿Puede haber demasiado deseo sexual con tu pareja?

Algunas personas tienen diferencias en el deseo erótico. Para parejas como esta, uno puede sentirse acosado mientras que el otro puede sentirse rechazado. Si el sexo era bueno, a menudo puede volver a serlo. Para salir de la rutina del perseguidor y el perseguido, debes ver esto como un baile disfuncional que tiene que detenerse. De lo contrario, algo grandioso, el sexo, se convertirá en una razón para estar decepcionado por la única persona que te importa. La terapia de pareja puede ser útil, particularmente para llegar al trasfondo de lo que los está separando.

Y, a veces, el sexo simplemente no es saludable, particularmente si proviene de un lugar de ira , necesidad o como una defensa contra el vacío. Tal sexo puede sentirse bien, pero es un sustituto empalagoso para lidiar con problemas reales .

Si bien el acto en sí puede ser gratificante, no hay sustituto para lidiar con lo que te molesta. El buen sexo crea un vínculo. Pero, si debajo hay necesidad o rabia, la relación está en problemas.

¿ᴇs ᴘᴏsɪʙʟᴇ ᴅᴇᴍᴀsɪᴀᴅᴏ s𝟹xᴏ?

Sexo compulsivo

A veces el deseo sexual puede ser compulsivo , donde tienes una necesidad urgente de sexo, pornografía , otras parejas, etc., pero nunca es suficiente. Cuando el sexo es una compulsión, deja de ser un simple deseo, se convierte en una presión implacable. Para perdonar un juego de palabras, se convierte en una verdadera dificultad.

Sabes que el sexo es compulsivo cuando sientes una inmensa presión por tener relaciones sexuales, y aunque puede sentirse bien temporalmente, es verdaderamente agotador e insatisfactorio. Esto puede conducir a un ciclo adictivo destructivo en el que te ves obligado a obtener más, continúas insatisfecho y luego quieres más de nuevo.